« La pista de los Evangelios en griego. | Inicio | La muerte de Constantino. »

noviembre 20, 2004

Comentarios

Un lector

Esta frase me confunde:

"Habrá dos reacciones en contra, la de las castas sacerdotales y la de los Maestros. A Nicea me consta que se invitó a una pequeña legación de la segunda, su líder era Osio."

¿Osio pertenecía a los Maestros? ¿O ha sido una simple confusión de segunda por primera?

FCT

Amigo lector, en efecto, me he confundido, debiera haber escrito Arrio, jamás Osio. Hubo en Nicea un equipo, la oposición, defensora del Conocimiento, al que pertenecían Arrio, líder, Eusebio de Cesárea, otro Eusebio, amigos los tres, llamado Eusebio de Nicomedia, y otros pocos más. En el artículo de hoy introduzco a este segundo Eusebio.

Gracias por tu pronta aclaración.

Un abrazo.

fatcat

En líneas abajo acompaño el texto de la carta que envío al Director o Redactores de El País, a fin de que lo hagan llegar a D Eduardo Haro Tecglen. Me motiva sobre todo la perplejidad ante la falta de reacciones de historiadores, jerarcas de las iglesias cristianas, periodistas, antropólogos y eruditos en general, en especial los que hacen gala de 'objetividad profesional', ante un tema de la trascendendencia de éste. Además me agradaría saber qué piensan los interesados en el tema de esta 'espesa capa de silencio', sin duda 'elocuente', que parece haber caído sobre él. También quisiera que alguien me comentara qué suelen opinar, a título personal y 'en petit comité', los historiadores o los estudiosos de esta materia que han oido algo acerca de las tesis de F Conde, si es que alguien sabe algo de esta cuestión.

"Sr Director:

Le envío el siguiente mensaje con el ruego de que lo que haga llegar a D. Eduardo Haro Tecglen. Adjunto mi nombre, mi dirección de e.mail y mi DNI aunque le ruego encarecidamente que, si le parece oportuno publicarlo como 'carta abierta' a D. Eduardo ( a mí me parecería bien) , no revele mi número de DNI.

Estimado D. Eduardo:

Considero irrelevante el insistir acerca de la necesidad de demostrar las existencias de las firmas 'Simon' en las versiones griegas de los evangelios y del nuevo testamento. También creo que es real la presencia de 'firmas' en los textos interpolados de Flavio Josefo de y varios otros autores cuando hablan de Jesús y /o de los cristianos. Hasta donde yo sé, los descubrimientos de F. Conde Torrens ('Simón, Opera Magna', Ed. Alta Andrómeda), o no eran conocidos hasta hoy, o no fueron jamás publicitados. Hasta hoy, las tesis que mantiene F. Conde no han sido seriamente rebatidas. Si las tesis que F. Conde nos estuviera presentando fueran unas falsificaciones endiabladamente bien hechas no faltarían voces (y muchas) que lo hubieran puesto de relieve. Y, después, hubieran aprovechado toda la controversia para hacer propaganda eclesiástica. Deduzco, después de todo el tiempo que ha pasado sin que nadie dé una explicación diferente a este descubrimiento, que las personas interesadas en estos temas debemos empezar a plantear a los historiadores y a los estudiosos 'profesionales' que, por favor, vayan empezando a darnos sus opiniones autorizadas, porque este asunto tiene una enorme trascendencia y las autoridades eclesiásticas, los historiadores y otros eruditos permanecen extrañamente silenciosos. Pero es que la prensa parece también evitar el tema. Es curioso, porque el tema parece llamativo y supongo que suscita, al menos, curiosidad. Y vende. ¿No venden las malas noticias? ¿No son éstas malas noticias para los creyentes, es decir, para la mayoría?
Para los cristianos, el que F.Conde tenga razón supone el que su mundo se derrrumbe. ¿No estamos hablando de la completa falsedad histórica del cristianismo? ¿No se trata de la invención tardía de una religión por parte de un emperador romano que tenía mucho de despótico, tanto que la Iglesia renunció a canonizarlo? ¿No es eso importante? ¿Por qué nadie grita de una vez: 'el rey está desnudo'? O, si alguien ya lo ha dicho, ¿por qué nadie lo admite?
[email protected]"

Saludo, fatcat

Un lector

No sé si de esta manera podrás hacerle llegar ese mensaje más fácilmente, pero Eduardo Haro Tecglen tiene un weblog.

http://www.eduardoharotecglen.net/blog/

FCT

Amigo fatcat,

como comprenderás, te felicito por tu iniciativa. Ese muro de silencio lo estoy viviendo, pero he decidido no hablar de ello y no quejarme. En esa situación, tu postura me agrada enormemente y ójala hubiera más personas valientes como tú. Mi libro es un termómetro. Otros, los lees y te gustan o no, incluso alguno muy nombrado. Pero no te llevan a indisponerte con el autor o a ponerte de su parte. "Simón" creo que obliga a tomar postura. Y por eso, mirar al cielo y silbar no es respuesta. Digo yo ...

Preguntas por reacción de estudiosos. No tengo conocimiento directo de demasiadas, sólo de unas cuantas, media docena: No volver a hablar más con el autor de la tesis. Unánimemente. Poco importa su confesión. La respuesta está siendo unánime, el vacío. No es una queja, es una constatación. Creo que no hay argumentos, no ya sólo al libro, sino a lo mostrado en este blog. Bueno, esperaré a ver qué pasa.

Un par de abrazos, fatcat y lector veloz.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.